lunes, septiembre 18, 2006

LYDIA CACHO: Revela nueva conversación telefónica lazos entre Kamel y Succar Kuri

Por unafuente


TELEVISA, EL UNIVERSAL y REFORMA desataron este día una bomba al dar a conocer nuevas grabaciones en las que el empresario textilero Kamel Nacif, acusado por relaciones estrechas con el pederasta preso Jean Succar Kuri, exigió en una conversación telefónica al entonces senador priísta Emilio Gamboa Patrón que detuviera reformas legales que se discutían en el Congreso en abril de 2004 y que permitirían abrir un casino en el Hipódromo de las Américas.


::::: MAS ABAJO PODEIS VER UN VIDEO DEL PROGRAMA MEXICANO “LAS MANGAS DEL CHALECO” :::::
UN BUEN RESÚMEN SOBRE ESTE POLÉMICO CASO… QUE RECUERDA EL “CAIGA QUIEN CAIGA” DE FELIPE CALDERÓN CONTRA EL “GOBER PRECIOSO”

CASO LYDIA CACHO: Nuevas escuchas

Kamel y los periodistas
Por Jorge Zepeda

Un corresponsal extranjero me comentó que luego de escuchar la grabación de las conversaciones entre Kamel Nacif y Emilio Gamboa, estaba convencido de que la carrera política de este último había concluido. “Tendrá que renunciar, ¿No? Es imposible que conserve su puesto luego de hacerse público que puso al Senado al servicio de un mafioso como Kamel”, dijo el periodista europeo. “En cualquier país democrático tendría que renunciar cualquier funcionario con una conversación como esa”, concluyó.
Justamente, el caso Gamboa refleja cuan distante se encuentra México de convertirse en un país democrático. El ahora coordinador de los diputados priistas no sólo no renunció, sino que fue defendido a capa y espada por casi toda la clase política. En una reacción gremial, funcionarios y legisladores de distintos partidos salieron en defensa de su colega, indignados por la revelación. No hubo diputado o senador del PRI o el PAN que defendiera el honor o el oficio de los legisladores tan descaradamente traicionados por Gamboa. Por el contrario, estaban indignados por la intromisión de la opinión pública en “sus asuntos”, como si la generación de leyes fuera patrimonio de ellos y no incumbiera a la sociedad. La clase política ha terminado por creer que la “Cosa Pública” es la “Cosa Nostra”, en la mejor tradición mafiosa.
¿Como entender si no, la actitud de Carlos Abascal, el Secretario de Gobernación? Aquél que encabezó una cruzada para despedir a una maestra que recomendó la lectura de la novela Aura, de Carlos Fuentes, ahora se puso a defender a protectores de pederastas. La misma noticia que el martes dio a conocer la conversación de Kamel con Gamboa, difundió también el diálogo de Kamel con Succar Kuri en el que se solazan ambos sobre el sexo que tendrán con niñas. La primera conversación remite a delitos vinculados al tráfico de influencias y cohecho (detener una ley de juego en el hipódromo), la segunda remite a delitos de tráfico y explotación comercial sexual infantil (comprar niñas y hacerlas traer de Estados Unidos y Centroamérica).
Carlos Abascal prometió una investigación en el acto… sobre los autores de la grabación ilegal, pero nada sobre el contenido. Por el contrario, respaldó a Emilio Gamboa. Igual cosa hizo Rubén Aguilar a nombre del Presidente. Ambos, como el mismo Gamboa, se rasgaron las vestiduras, indignados por el hecho de que los políticos sean grabados cuando conversan inmundicias. Pero nada sobre las inmundicias. El problema de fondo es que las llamadas revelan delitos en contra de la sociedad que los funcionarios prometieron servir.
Curiosamente también la mayor de los periodistas y analistas pusieron atención a las grabaciones, pero no al contenido. Analistas de izquierda y de derecha se hacían ascuas sobre “el propósito” de filtrar tales grabaciones en este momento político. Algunos opinaban que beneficiaba al PAN porque facilitaba la negociación con el PRI de Gamboa, que al verse debilitado “vendería su amor” más barato. Por el contrario, decían otros, perjudicaba al PAN y a Calderón porque deslegitimaba su vínculo con el PRI y los hacía ver como oportunistas. Otros ponían énfasis en el PRD y López Obrador. Según esta versión, las grabaciones favorecen a AMLO porque dañan moralmente tanto al PRI como al PAN, que negocia con él. Sin embargo, otros argumentaban haciendo ver que en vísperas de la Convención de este sábado, cualquier escándalo quitaba reflectores y dañaba la causa del PRD.
Lo cierto es que la mayor parte de los periodistas terminaron desdeñado la gravedad de los delitos que implican a los hombres que manejan los destinos del país. Esta ceguera que en ocasiones acusamos los periodistas para observar lo que es importante para la comunidad, tiene que ver con dos vicios fuertemente arraigados. Por un lado, el exceso de malas noticias, infamias y pecados públicos que pasan ante nuestros ojos, nos han hecho insensibles para percibir daños adicionales. Una suerte de cinismo que viene con el oficio ha terminado por inhabilitar nuestra capacidad de indignación.
Por otro lado, durante mucho tiempo los periodistas hemos sido una especie de “subclase” de la clase política. Reporteros y columnistas escriben “de” y “para” los políticos, comunicando a una parte de la élite consigo misma. En lugar de constituir un puente entre lo público y lo privado, la prensa ha fungido más bien como un espacio de encuentro de la clase política en su conjunto.
Por eso es que las llamadas entre Kamel y Gamboa desencadenaron tantas especulaciones políticas, sin poner atención a lo verdaderamente central: en qué medida revela el daño que se está causando a la sociedad. Una pobre defensa de los intereses de la comunidad que, en teoría, la prensa debería representar.
Las grabaciones muestran un panorama aterrador, considerando que se trata apenas de la punta del iceberg. Kamel revela que tiene en su nómina de favores y subsidios a cuatro gobernadores: Pablo Salazar en Chiapas, Fidel Herrera en Veracruz, Mario Marín en Puebla y Joaquín Hendriks en Quintana Roo (hasta hace dos años). Sus conversaciones con Gamboa revelan el peso que puede tener en el poder legislativo y el espaldarazo del Presidente Fox (quien nunca ha hecho mención al caso de Kamel) es revelador. En realidad pocos se salvan del alcance de esta mafia. Federico Arreola, coordinador de financiamiento de la campaña de López Obrador, ha dicho que se reunió dos veces con Kamel antes de las elecciones.
En esta semana la Suprema Corte fallará en contra de Lydia Cacho y a favor de Mario Marín con el pretexto de que son ilegales las grabaciones del gober “precioso” en las que éste acepta que vendió la justicia a Kamel. Los ministros desestimaron todas las demás pruebas que la periodista aportó para demostrar el contubernio y su aprehensión ilegal.
La próxima vez que las autoridades hablen del respeto a los “sacrosantas” instituciones habrá que recordar a los personajes ocultos y todopoderosos que se encuentren detrás de ellas. Aunque los políticos y periodistas intenten olvidarlo.
Podeis escuchar las conversaciones en el siguiente enlace de mi web http://www.cristinadelvalle.com/plataforma/ultimahora.html

miércoles, julio 19, 2006

MUJER: CASO LYDIA CACHO - EXTRADICIÓN DE SUCCAR KURI

Concreta EU extradición de Succar Kuri a México
Enfrentará 4 cargos federales y dos del orden común

Succar Kuri enmudeció en su presentación a la prensa en el DF. Luego de dos años de litigio, el empresario mexicano de origen libanés Jean Thouma Hannah Succar Kuri fue extraditado por Estados Unidos a México, donde enfrentará cargos por corrupción de me-nores, violación equiparada, abusos deshonestos y pornografía infantil.
Además, la Procuraduría General de la República (PGR) integró otra averiguación previa por lavado de dinero, debido a que durante las investigaciones detectó 10 cuentas bancarias -actualmente congeladas- con más de 20 millones de dólares sin un origen explicable.
También es presunto responsable de urdir, junto con el gobernador de Puebla, Mario Marín, y el empresario poblano José Kamel Nacif, la detención de la periodista Lydia Cacho, quien denunció en su libro Los demonios del edén las prácticas de pederastia que se realizaban en Cancún, Quintana Roo.
Kamel Nacif demandó a la escritora por calumnia y difamación, y una vez detenida padeció acoso y malos tratos. También financió la defensa en Estados Unidos de Succar Kuri, quien de acuerdo con testimonios de sus víctimas se hacía llamar Tío Johny.
El empresario puede ser condenado a 30 años de cárcel por el delito de pederastia; en tanto, por haber difundido en Internet las imágenes de sus encuentros sexuales se le agregarían 14 años más.
El juez de distrito de Arizona, David K. Duncan, autorizó la extradición de Succar Kuri en abril pasado; sin embargo, el traslado se retrasó debido a que el abogado del acusado interpuso el recurso de habeas corpus, proceso jurídico similar al amparo en México.
Succar Kuri arribó ayer al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, a las 21:20 horas, en un vuelo comercial, y una vez que bajaron los pasajeros fue entregado por el director de Interpol-México, Ricardo Gutiérrez, a policías de la Agencia Federal de Investigación, quienes lo trasladaron al hangar de la PGR.
Previo a la revisión médica, en presencia de funcionarios de la Subprocuraduría General de Derechos Humanos de la PGR, el inculpado fue presentado, esposado, a los medios de comunicación. Vestía ropa deportiva color gris y calzaba tenis blancos, y en ningún momento atendió las peticiones de los periodistas gráficos de levantar la cabeza ni expresó comentario alguno.
Luego de la presentación a la prensa fue trasladado en una aeronave (matrícula XC-UJU) de la PGR a Cancún, Quintana Roo, donde quedará a disposición del juez que lleva el caso.
Condoleezza da el sí
Jean Succar Kuri se encontraba detenido de forma provisional desde el 5 de febrero de 2004 y su proceso de extradición demoró dos años. En abril de 2006, el juez Duncan anunció su determinación de otorgar la extradición, atendiendo los cargos que se le imputan en México.
Sin embargo, la defensa del empresario solicitó a un tribunal de apelaciones la revocación del fallo e interpuso el recurso de habeas corpus ante un juez de la corte federal de Phoenix, Arizona, para alargar el proceso de extradición.
Finalmente, la notificación del juez Duncan se envió al Departamento de Estado, donde la secretaria Condoleezza Rice emitió el jueves pasado la autorización final de la entrega.
En su resolutivo, el juez precisó: "la corte de extradición no puede pronunciarse sobre evidencias contradictorias, y no puede ni debe conducirse un juicio a larga distancia; después de leer hasta la última palabra del voluminoso expediente, la corte no cree que el acusado haya logrado destruir la causa probable para creer que no cometió los delitos" que se le imputan.
Para Duncan, las pruebas de descargo aportadas por Succar Kuri, entre las que destacan la retractación de una niña agredida y un menor, quienes lo acusaban de violación, no podían ser valoradas porque el juicio se prolongaría varios años.
De acuerdo con el expediente, dos órdenes de captura libradas en Quintana Roo por jueces locales lo acusan de ser presunto responsable de violación de va-rias menores de 14 años, algunas de las cuales participaban en las fiestas que el empresario hotelero organizaba para abusar de ellas y fotografiarlas.
Parte de estas pruebas fueron aportadas por Lydia Cacho, quien presentó la denuncia ante las autoridades locales, luego de conocer las prácticas del hotelero por versiones de menores que acudieron al centro que la periodista dirige en Cancún. La escritora denunció esta situación en diversos artículos periodísticos publicados en la entidad y en su libro Los demonios del edén.
Otras dos órdenes de aprehensión giradas por jueces federales contra Succar Kuri tienen que ver con la videograbación de sus encuentros sexuales con las menores afectadas, además de la difusión de esas imágenes por Internet.
Succar Kuri es señalado por autoridades federales como líder de una presunta red nacional e internacional de pederastia, turismo sexual y trata de mujeres, que opera en Baja California, Distrito Federal, Puebla, Chiapas, Veracruz y Quintana Roo, entre otras entidades.
De acuerdo con la titular de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Relacionados con Actos de Violencia contra las Mujeres, Alicia Elena Pérez Duarte, no se trata de redes mexicanas, sino entramados internacionales que pudieron trasladar mujeres a países como Taiwán o Singapur para prostituirlas con el engaño de convertirlas en modelos.
La funcionaria confirmó también que en este caso existen testimonios de las menores que vieron al secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Miguel Angel Yunes Linares, en las fiestas del empresario, donde "participaba en el intercambio de niñas".
El origen de Succar Kuri
Succar Kuri nació en Líbano, en 1944. Llegó a México a mediados de los años 70 y se estableció en Guanajuato. Después residió en Cancún, donde tuvo sus primeros negocios en el aeropuerto de la entidad: una fuente de sodas y dos tiendas de playeras. Sin embargo, su fortuna creció y llegó a adquirir más de 40 villas turísticas, donde cometía las presuntas violaciones; se convirtió en operador de un hotel y en el dueño del principal restaurante de la terminal aérea de ese centro turístico.
Datos del gobierno mexicano indican que Succar Kuri pudo haber integrado una red de pederastia mediante sus negocios y establecer una red de protección a partir de los vínculos políticos y empresariales de su amigo Kamel Nacif.
Sus ligas con pederastas estadunidenses, que también fueron investigados, pu-dieron concretarse desde un restaurante de Los Angeles, California.
A finales de 2004 creció el interés en Estados Unidos por conocer el pasado y los vínculos del empresario mexicano, que en menos de 20 años acumuló una fortuna superior a 20 millones de dólares en depósitos bancarios y 10 millones más en propiedades y negocios.

viernes, julio 07, 2006

MUJERES: CONTINUACION CASO LYDIA CACHO II


Rechaza Lydia Cacho revelar sus fuentes
Afirma que sus informantes quedarían vulnerables ante redes criminales


Alba Velasco

La periodista Lydia Cacho Ribeiro se negó a revelar la identidad de las fuentes que le dieron información incluida en su libro Los Demonios del Edén, en el cual relaciona al empresario Kamel Nacif con el pederasta Jean Succar Kuri, ante el juez primero de lo penal durante la ampliación de su declaración que se realizó ayer por la mañana.Cacho Ribeiro afirmó que se basó en los testimonios de las víctimas que obran en poder de la Procuraduría General de la República (PGR) y la Subprocuraduría de Investigaciones Especializada en Delincuencia Organizada (Siedo), así como en lo publicado por otros medios.“No voy a revelar mis fuentes, no solamente porque es mi responsabilidad como periodista, sino porque además yo misma recibí amenazas de muerte por parte de Jean Succar Kuri en el 2004, como consta en averiguaciones previas en poder de la PGR y la Siedo”, respondió la defensora de los derechos humanos.Como parte del proceso legal que mantienen Cacho Ribeiro y Nacif, producto de la demanda de difamación interpuesta por el “Rey de la mezclilla” contra la periodista, el fiscal Marco Antonio Márquez insistió en que Lydia Cacho hiciera de conocimiento público el nombre de sus fuentes, lo cual fue objetado por su defensa -a cargo de la abogada Verónica Acacio Trujillo- pero respaldado por el juez primero de lo penal. Para respaldar que ejerce con responsabilidad el oficio periodístico, Cacho Ribeiro aseguró que cuenta los reconocimientos y premios nacionales e internacionales que le han otorgado por su labor periodística y como defensora de los derechos humanos. Al exigírsele que diera los nombres ocmpletos de lás menores víctimas de Succar Kuri a quienes la periodista adjudicó pseudónimos, Cacho aseguró que con base en convenios internacionales firmados por México,como la Convención de los Derechos de los Niños y Niñas y la propia Convención para la Eliminación de todas las formas de violencia contra las mujeres (CEDAW) le corresponde proteger la identidad de las víctimas de delitos sexuales y que la misma constitución protege su identidad.
Foto: Éric O. CavazosLa escritora Lydia Cacho se presentó al juzgado primero de lo penal para ampliar su declaración
Como parte de su declaración, la periodista dijo al juez que de revelar la identidad de quienes dieron testimonio de los nexos entre Succar y Kamel se pondría en riesgo su seguridad, “mis fuentes quedarían vulnerables porque mi investigación se refiere a redes del crimen organizado”, aseveró.Luego de la insistencia del Fiscal y los abogados de Kamel Nacif en que revelara los nombres completos de todas sus fuentes, incluso las que hablan de Nacif y Succar y sus negocios en Acapulco, Guerrero, Cacho, de pie y portando una camiseta que leía "No mas pederastas, no más corrupción, no más impunidad" expresó que cuando el juicio llegó a cancún una vez que el Juez primero de lo penal le dio entrada al expediente de Kamel Nacif que contiene retractaciones forzadas de algunas de las víctimas de Succar Kuri, ella y su defensa presentaron al Juez pruebas de la veracidad del caso Succar "a lo que usted señor Juez, se rehusó argumentando que aquí no se juzgaba el caso Succar sino que solamente me tocaba demostrar que si hubo, o no, dolo en mi trabajo periodístico" aseguró con firmeza, y cerró su argumento " si aquí se va a permitir la defensa del caso Succar solicito respetuosamente al C. juez que pida a la PGR el expediente para dirimir su contenido, porque en mi juicio se está defendiendo a Succar Kuri, y Kamel Nacif no ha podido probar que hay dolo en mi trabajo periodístico". Por ello solicitó que el juez pida oficialmente copias de la investigación criminal que conduce el gobierno mexicano en contra del pederasta preso en Arizona y próximo a ser extraditado a México.El Juez denegó entonces al Fiscal cualqueir pregunta directamente relacionada con el caso Succar.Cacho recordó que las víctimas le dieron a ella y a otros periodistas, autorización verbal para publicar los delitos que fueron cometidos en su contra, pues sintieron que sus derechos fueron vulnerados incluso por algunas autoridades judiciales a quienes correspondía darles protección.

sábado, junio 10, 2006

PLESTINA:dia de playa en gaza

La artillería naval israelí mata a una familia que pasaba un día de playa en Gaza
Juan Cierco
Corresponsal Jesusalén
Día de playa en Gaza. Viernes festivo y de oración, como en todos los países musulmanes, como todos los viernes. Familias enteras junto al mar Mediterráneo, tan revuelto por aquí como siempre, con mucha resaca tras la muerte la víspera del jefe de la Policía de Hamás, Jamal Abu Samhadana, uno de los milicianos palestinos más buscados por Israel.
Día de playa y muerte en Gaza. Un territorio tan denso y pobre como dejado de la mano de Alá, tanto que ni siquiera los ataques israelíes diarios, y nocturnos, y de madrugada, y matutinos, y vespertinos impiden que la gente de a pie saque la cabeza del hoyo para respirar. Tienen que vivir, malvivir, sobrevivir. Al menos.
Día de playa, muerte y entierros en Gaza. El más tempranero el de Abu Samhadana y sus tres compañeros de armas abatidos por un «dron», que es la envidia del mundo militar, la noche anterior, cuando se entrenaban para intentar matar en un campo nada secreto de los Comités Populares de Resistencia.
Un matrimonio, cinco niños
Día de playa, muerte, entierros y bombardeos en Gaza. Bombardeos de la artillería naval, desde ese mismo mar del que intentaban disfrutar las familias de Yabalia, del deprimido y deprimente campo de refugiados del norte de la Franja. Y bien que disfrutaban hasta que los proyectiles se abatieron sobre la familia Ghalia, una de las más numerosas allí presentes, en la playa de Sudania, que nunca más volverá a ser la misma, o sí, porque aquí ya se ha visto de todo y siempre con los cristales rojos de la sangre derramada.
Y un padre muerto, junto a cinco de sus hijos, segados todos, y a una de sus dos esposas, también tronchada. Las cifras bailan. Los muertos no. Se habla de siete, de nueve. Y de decenas de heridos, entre ellos otras mujeres, y otros niños, y otros hombres hechos y derechos con sus vidas deshechas y torcidas para siempre.
Día de playa, muerte, entierros, bombardeos y asesinatos selectivos en Gaza. Otros tres muertos en Beit Lahia, otro deprimido y deprimente campo de refugiados del norte de la Franja, no se crean, el sur también existe y allí también se muere. Otros tres muertos tras la entrada en acción de uno de los aviones sin piloto israelíes que tan a fondo se emplean en estos cielos casi siempre despejados, pero con negros nubarrones en el horizonte lejano.
Tres milicianos de los Comités de Resistencia Popular, según Israel, que venían de lanzar cohetes «Qassam» contra las ciudades del desierto del Neguev. Tres familiares, según los palestinos, que venían de llevar al hospital a uno de sus primos enfermo.
Día de playa, muerte, entierros, bombardeos, asesinatos selectivos y perdón en Gaza. Un mea culpa entonado por el jefe del Estado Mayor hebreo, el general Dan Halutz, quien nada más conocer lo sucedido en la costa mediterránea ordenó el final de los bombardeos por tierra, mar y aire y prometió abrir una investigación. Investigación y perdón que no comprobarán los muertos. Perdón e investigación que no consolarán a los vivos.
Día de playa, muerte, entierros, bombardeos y asesinatos selectivos en Gaza. Hubo otros dos ataques de los «drones» israelíes pero sin muertos, eso sí, con heridos, contra varios coches que circulaban arriba y abajo por la Franja. En ellos viajaban milicianos de Hamás que en los últimos meses no habían sido objetivo del Ejército de Israel por mantener una tregua, que todavía respetan, desde hace 16 meses.
Abbas clama contra la matanza
Día de playa, muerte, entierros y bombardeos en Gaza. Bombardeos condenados por todo lo alto por Mahmud Abbas desde la «mukata» de Ramala pero sobre los que la comunidad internacional, quizás por estar pendiente del Mundial de fútbol en Alemania, no dijo una vez más esta boca es mía, ni tuya, ni nuestra.
Día de playa, muerte y entierros en Gaza. Funerales convertidos en procesiones, donde el odio generalizado se entremezcla con la sed de venganza; donde se prometen actos terroristas más allá de la valla electrificada de la Franja, más allá del muro ilegal de Cisjordania, en los que también morirán inocentes, y mujeres, y niños, de otra religión, pero seres humanos también inocentes, como éstos, y aquellos. Y entonces habrá otros entierros, y otros funerales convertidos en procesiones, con odio, ira, dolor, y sed de venganza.
Día de playa y muerte en Gaza. Una muerte que casi siempre viaja por aquí en vagones de tercera, sin más compañía que su guadaña afilada, que nunca mira de frente, tampoco a los ojos, que ha elegido como residencia permanente esta convulsa tierra en la que todos se empeñan en acogerla con los brazos abiertos, con los «kalashnikov» cargados; con los cohetes «Qassam» preparados; con la artillería pesada engrasada; con los navíos de guerra en alta mar; con los aviones de combate en altos cielos; con los cinturones alrededor de los suicidas; con los carros «Merkava» de permanente paseo por el filo de la navaja.

viernes, junio 09, 2006

PALESTINA: HISTORIAS TERRIBLES

La compensación israelí: con una mano asesinan y con la otra "limpian lasangre" Fuente: Joan Cañete Bayle, El Periódico - España * Israel anuncia que sufragará el tratamiento médico de una niña palestinaherida en un asesinato selectivo en Gaza * "Es su obligación, son culpables", dice el padreHan pasado casi 20 días, pero Handi Amán sigue alimentándose a base decigarros, té y algún picoteo esporádico. Por teléfono, su voz suena tandesencajada como el pasado 21 de mayo, cuando en el velatorio por su mujer,su suegra y uno de sus hijos se preguntaba en voz alta dónde estaba lacomunidad internacional tras la muerte de casi toda su familia y el dramaque su pequeña Mariyah, de tres años y medio, debía afrontar. "Clalo queaceptaré su ayuda. No les tengo que estar agradecido, es su obligación.Ellos son los culpables del crimen que cometieron, es su responsabilidad",dice Handi mientras de fondo se oye llorar a su otro hijo, Momen, de 2 años."Ellos" son el Gobierno y el Ejército israelís, que el 20 de mayo ordenaronbombardear un coche en el que viajaba un activista de la Yihad Islámica. Elbombardeo cumplió con su objetivo, pero también mató a la esposa, a la madrey a un hijo de 5 años de Handi, y postró en una cama de hospital a Mariyah ya su tío, Nahed, inválidos a causa de daños en la columna vertebral. Dosdías después, Mariyah fue trasladada al prestigioso Centro Médico Sheba,cerca de Tel-Aviv, y su tío, al hospital Ichilov, en la capital israelí.Ayer, una comisión designada por el ministro de Defensa israelí, AmirPeretz, decidió que el Estado hebreo pagará el tratamiento de Mariyah y desu tío. "Son 25.000 shekels (unos 4.300 euros) cada 10 días", dice Handi.La decisión del comité se produjo después de que la oenegé Médicos por losDerechos Humanos-Israel le pidiera este gesto a Peretz, ante algunasinformaciones que indicaban que Mariyah podría ser devuelta a Gaza a causade que el dinero que la Autoridad Nacional Palestina transfería para eltratamiento iba a ser cortado por falta de fondos. Así, Israel, que en unúltimo comunicado emitido hace una semana sobre la familia Aman aún decíaestar "investigando la acusación de que murieron civiles" en el bombardeo,de forma indirecta reconoció su responsabilidad en la tragedia.Sin disculpas"Es lo menos que pueden hacer, no van a pagarnos ninguna compensación y nohan pedido disculpas", dice Handi, que sospecha que la publicación en eldiario israelí Haaretz de un contundente reportaje del periodista GideonLevy sobre su tragedia ha tenido mucho que ver en la decisión del Gobiernoisraelí. El siguiente paso, confía Handi, es que le permitan acudir avisitar a su hija.Porque, aunque parezca mentira, las peticiones de permiso que hasta ahora hasolicitado Handi han sido rechazadas por las autoridades israelís alegandolos consabidos "motivos de seguridad". Solo un hermano de su abuelo fueautorizado a viajar en la ambulancia cuando Mariyah fue trasladada de Gazaal centro Sheba, y es este familiar el que le ha ido narrando a Handi eldesarrollo del estado de salud de la niña. Las autoridades del hospital lepidieron autorización para operar a la niña --necesitaba que le abrieran unavía respiratoria-- a través de un fax en hebreo que el periodista delperiódico Haaretz tuvo que traducirle.Ahora es este familiar el cordón umbilical entre Handi y su hija. A travésde él es como sabe que puede ver y oír, pero que no mueve ni piernas nibrazos y que los médicos consideran que esta incapacidad es, al menosparcialmente, irreversible. Es este pariente el que sostiene el teléfonomóvil junto al oído de Mariyah mientras su padre le habla y el que le dice aHandi que, a pesar del tubo que tiene en la boca, Mariyah parece que sonríecuando escucha su voz.Está previsto que el próximo domingo Mariyah y su tío sean trasladados alhospital Alyn, en Jerusalén, donde afrontará un tratamiento de seis meses deduración, al término del cual los médicos confían en que al menos Mariyahpueda respirar sin necesidad de un respirador y que su tío sea capaz dealimentarse por sí mismo y hablar. Médicos por los Derechos Humanos-Israelha solicitado a Peretz que pemita a Handi estar junto a su hija. "Ese es miprincipal objetivo ahora", se despide este hombre destrozado.

viernes, junio 02, 2006

IRAK:la matanza de Haditha

junio a las 10:14:07 por sodepazadministrador Jorge V. Jaime
Prensa LatinaHaditha, una masacre escamoteada al estilo estadounidense
Jorge V. Jaime
Redacción Central, 2 jun (PL) La matanza de Haditha escandaliza hoy al mundo y parece coronar un punto de máximo ultraje contra el pueblo de Iraq, país que vio morir decenas de miles de civiles durante los últimos años.
La carnicería perpetrada por tropas estadounidenses el pasado 19 de noviembre también es interpretada por analistas como un resultado lógico de la disparatada agresión alentada por el presidente George W. Bush contra la nación árabe.
Washington y varios de sus aliados militares atacaron a la nación asiática en marzo de 2003, desde esa fecha y como consecuencia de operaciones castrenses de todos los niveles y envergaduras, unos 42 mil civiles murieron bajo las balas.
Varias agencias internacionales llevan el registro de las bajas de los efectivos norteamericanos -unas dos mil 470 actualmente-, pero escasean los inventarios sobre las muertes de ciudadanos iraquíes.
Según el medio alternativo Iraq Body Count, alrededor de 42 mil 434 iraquíes desarmados perdieron la vida desde el comienzo de la ocupación extranjera, caídos por el fuego de soldados interventores.
El hecho es que ahora hay que añadir a esa luctuosa lista otra veintena de fallecidos.
Durante la última semana trascendió que un grupo de marines arremetió contra 24 civiles en noviembre de 2005. Además se conoció que la barbarie fue encubierta por las tropas, quienes desinformaron a varias autoridades.
Al parecer, se registró una "sobre-reacción" furiosa de los soldados después que la explosión de una bomba colocada al borde de la carretera matara a un militar.
Lo cierto es que el pelotón norteamericano penetró al pueblo iraquí de Haditha, al noroeste de Bagdad, y disparó indiscriminadamente sus armas contra una vecindad indefensa, incluso contra ancianos, mujeres y niños.
Luego los marines explicaron a reporteros y oficiales superiores que los civiles fueron destrozados por el mismo explosivo que mató a su compañero.
Medios de prensa comparan este incidente con los sucesos en la villa de My Lai, cuando soldados de Estados Unidos asesinaron a centenares de campesinos el 16 de marzo de 1968, durante la guerra en Viet Nam.
Una misión que empezó como una "operación de búsqueda de hostiles", concluyó con el exterminio de 300 residentes desarmados de My Lai, entre ellos (también) mujeres, bebés, y ancianos. Algunos fueron torturados y sexualmente violados.
Según el congresista demócrata John Murtha, no hay duda de que la cúpula de los marines intentó encubrir las muertes de Haditha. Alguien en la cadena jerárquica castrense decidió congelar la investigación, aseveró el legislador.
Lo peor, agregó Murtha, es que la población iraquí sabía del asunto. Incluso las familias recibieron indemnizaciones de las fuerzas militares estadounidenses.
Ahora la pregunta básica: ¿Qué castigo prevé la Casa Blanca para sus tropas convertidas en escuadrones de la muerte?
Cuando el tristemente célebre escándalo de My Lai, sólo cuatro soldados fueron llevados ante un tribunal militar. Finalmente recibieron el perdón federal y ejecutivo del entonces presidente Richard Nixon.
lac/jvj

jueves, mayo 25, 2006

MUJERES: CONTINUACIÓN CASO LYDIA CACHO



"Es muy tendenciosa" la actuación del magistrado, señala la escritora y periodista

Acepta juez pruebas a Kamel Nacif, pero rechaza las que presentó Lydia Cacho


HUGO MARTOCCIA CORRESPONSAL PERIODICO LA JORNADA MEXICO


Cancún, Q. Roo, 24 de mayo. El empresario poblano Kamel Nacif Borge se encontró por primera vez cara a cara con Lydia Cacho en Cancún, y allí ratificó su denuncia por difamación contra la periodista, y presentó como pruebas en su favor una serie de testimonios del caso del presunto pederasta Succar Kuri. Sin embargo, no aceptó que la defensa de Cacho ligara dichos asuntos en favor de la escritora.
También se realizó un careo con su amigo, el textilero Hanna Naked, quien al ser interrogado por Lydia Cacho si "consideraba honorable haber ordenado y organizado" una violación contra la periodista en el momento en que iba a ser ingresada al penal, en cuyo interior Naked poseía una maquiladora, él respondió, aceptando tácitamente el señalamiento contenido en la pregunta: "La violación nunca se llevó a cabo".
Durante la audiencia pública, el juez primero penal de Cancún, Gilberto de Jesús Herrera Solís, desacreditó sistemáticamente todas las preguntas planteadas por la acusada y, en cambio, dio por buenas todas las interrogantes del demandante, respaldado por el despacho de Arsenio Farell. Ejemplo del trato desigual ante los dos comparecientes fue el hecho de que Herrera aceptó como pruebas de cargo los testimonios notariados en San Diego, Estados Unidos, de menores que se retractaron de haber sido ultrajadas por Succar, a pesar de que estos documentos no tienen validez jurídica en México. Sin embargo, descalificó todas las preguntas que la defensa de Lydia Cacho presentó para establecer una conexión entre ambos casos.
El juez alegó que, "a su parecer", la demanda de Nacif contra Cacho es un asunto "diferente" al juicio contra el presunto pederasta en vías de extradición. La defensa intentó, sin éxito, que el juez recibiera pruebas similares de ambas partes para garantizar la imparcialidad.
La escritora, por su parte, anunció que ante la actuación "tendenciosa" del juez, en los próximos días solicitará un amparo ante la justicia federal contra el auto de formal prisión que pesa sobre ella en este caso. Cacho estuvo acompañada por sus abogados, Guillermo Cué y Victoria Acasio, y por la presencia solidaria del dirigente del Frente Cívico Poblano, Julio Glockner, así como la comediante Jesusa Rodríguez.
La periodista insistió ante el juez -y así quedó asentado en actas- que cada día está más convencida de que este juicio "es un subterfugio que esconde la defensa" de Succar Kuri.
La conexión que establece la defensa es que entre las ocho menores que se retractaron en Estados Unidos en el caso Succar Kuri, dos de ellas fueron las primeras denunciantes y disparadoras de la causa judicial, Edith Lorena y Estefanía Encalada Cetina, ambas ultrajadas cuando tenían 13 y siete años, respectivamente.
El encuentro
Kamel Nacif llegó al jzgado primero de Cancún alrededor de las 9:40, acompañado de Naked y Jorge Miguel Echeverría, contador de sus empresas. A su arribo, los abogados de Nacif pasaron trabajos para contener los insultos y exabruptos de su cliente, enfurecido por la presencia de periodistas. Declaró brevemente que el caso "me da asco". Su encuentro con Lydia Cacho fue alrededor de las 10:05, y en ningún momento el empresario miró a la periodista de frente.
Nacif Borge fue el primero en comparecer ante la autoridad judicial, y ratificó su denuncia y sus ampliaciones anteriores.
En un momento, cuando se le consultó el motivo por el cual había incluido la lista de testigos del caso Succar Kuri en su propio caso, Kamel Nacif dijo que había sido una decisión de los abogados, y acotó, mirando hacia los defensores de la periodista: "yo no digo mentiras, yo digo verdades".
Al final de la audiencia, la escritora quiso hacer uso de su derecho de preguntar al acusador. Alcanzó a preguntarle a Kamel Nacif el por qué pagaba personalmente a los abogados que se encargan de defender al presunto pederasta Succar. Aunque el juez desacreditó la pregunta, los abogados de Nacif no pudieron evitar que este respondiera: "¡Pinche vieja!"
Alrededor de las 12:20 terminó esa primera diligencia, y 40 minutos después Kamel Nacif abandonó el juzgado.
A su salida, se le preguntó al empresario si se sentía protegido por la justicia de Quintana Roo, a lo que respondió afirmando dos veces con la cabeza, y una de ellas de manera muy resuelta y mirando a los ojos al periodista que le hizo la pregunta.
Luego llegó el turno de Hanna Naked, que llamó mentirosa a Lydia Cacho, dijo que le daba "asco" el libro que había escrito, y retó a la defensa a que presente "una sola prueba" de los 100 casos de acoso sexual que le adjudica a Kamel Nacif.
En esta diligencia nuevamente Lydia ejerció, pese a los obstáculos del juez, su derecho a preguntar y cuestionó al textilero si era verdad que las autoridades del penal de Puebla le habían retirado la licencia de operar dentro de la cárcel una maquiladora como negocio personal después de que se dieran a conocer las grabaciones en las que consta que él, haciéndole un servicio a su amigo Nacif, rendía cuentas sobre las medidas que había tomado para que dentro del penal Lydia fuera violada "por las locas y las tortilleras".
A pesar de que el juez no acreditó la pregunta, Naked insistió. No negó el contenido de las grabaciones, pero responsabilizó a La Jornada por el cierre de su negocio, por los reportajes que ese diario, en su edición poblana, publicó sobre los abusos e irregularidades con las que operaba la mencionada maquiladora.
La diligencia judicial tuvo incluso un momento extraño cuando se cayó el sistema de cómputo, y se borraron todas las preguntas que Lydia Cacho le realizó a Hanna Naked sobre estos temas. Finalmente, integrantes de los medios de comunicación presentes facilitaron sus grabaciones que tenían para que se asentara en actas lo dicho.
El último en rendir declaración fue el contador Jorge Miguel Echeverría, quien como respuesta más importante dijo que él no tiene conocimiento de que en las empresas de Kamel Nacif trabajen menores de edad.